martes, 23 de abril de 2013

Diseño de ventanas III



Diseño de arquitectura
Propongo que profundicemos un poco más en, probablemente, el elemento arquitectónico más importante en la iluminación natural: la ventana. Hasta la fecha, hemos realizado dos apuntes anteriores, correspondientes a:
Vamos a desarrollar el estudio de la altura de la ventana y cómo ello influye en la iluminación natural. A continuación vemos el modelo de una oficina donde se localiza una ventana longitudinal. La ventana va cambiando de tamaño, desde el 10% de la superficie de fachada hasta el 75%:

Como podemos ver, las ventanas que ocupan entre un 10 y un 20% de la superficie de fachada (equivalente a un 4 y un 8% de la superficie de suelo) apenas proporcionan suficiente iluminación natural.
Una ventana que ocupe entre un 30% y un 40% de la superficie de fachada (equivalente a un 12 y un 16% de la superficie de suelo) logra unos niveles de iluminación aceptables, ya que aproximadamente la mitad de la oficina tiene 300 lux. Tamaños superiores de ventana permiten una iluminación mayor. Esto se observa en el mapa de falso color que mide la luminancia reflejada:

Obsérvese que conforme más alto es el dintel de la ventana, mayor profundidad alcanza la luz, como pudimos deducir en Diseño de ventanas I.
Este trabajo ha sido desarrollado por el New Buildings Institute, el cual ha realizado un magnífico trabajo en colaboración con la Universidad de Idaho y la de Washington. Mi más sincera enhorabuena por este estudio.
Con esto no acaba todo, seguiremos estudiando las ventanas más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario